• Mathias Ball Escamilla

En defensa de la renovación: New Again de Taking Back Sunday

Apenas la semana pasada decidí escribir sobre Taking Back Sunday y su cuarto álbum, New Again (2009), pero el texto se ha estado gestando dentro de mí durante más de una década. Aunque fue un disco cuya calidad no logré apreciar del todo por mucho tiempo, la reacción negativa de lxs fans y la actitud de la banda respecto a él —junto con ciertas acciones desagradables por su parte— llevan años molestándome, sin importar qué tan poco escuchara a Taking Back Sunday. Por azares del destino (y el orden de mi biblioteca de iTunes), regresé recientemente a New Again, leí más a fondo sobre su historia y recepción, y decidí intentar reivindicar a un álbum que merece mucho más de lo que ha recibido.

Si bien mi reacción inicial a él fue tibia, inmediatamente me sorprendió lo increíble que era la ejecución del bajo: sólido, agresivo pero pulido, vivaz, un ancla para el resto de la banda al mismo tiempo que era la corriente moviéndolos hacia adelante. Matt Rubano se luce en New Again y su desempeño en el bajo sigue siendo de mis favoritos en un disco de rock. Meses después —todavía bajo el hechizo del bajo de Rubano y agarrándole cada vez más cariño a New Again— me entero de golpe de que:

1) Taking Back Sunday va a sacar un nuevo disco pero

2) sin Rubano (ni el guitarrista principal Matthew Fazzi) porque

3) los reemplazaron John Nolan y Shaun Cooper, el guitarrista y bajista originales de la banda, lo cual tiene extasiadxs a todxs lxs fans porque, aparentemente,

4) todo el mundo (incluida la abuela de Cooper) despreció completamente a New Again.

Le di la oportunidad a ese nuevo disco y luego a su álbum debut (ninguno de los dos terminó de encantarme), pero nunca dejó de molestarme la insensibilidad con la que percibí que trataron a Rubano y a Fazzi; escuché a Taking Back Sunday sólo de forma esporádica durante la siguiente década. Pero entonces ocurrió el reencuentro fatídico y escarbé un poco más profundo en el asunto: por medio de una entrevista a Rubano, me encontré con la fragilidad que acechaba a TBS y el ambiente tumultuoso en la banda; mientras que por medio de Reddit y la sección de comentarios de distintas páginas como punknews y sputnikmusic di con la nostalgia intensa de los seguidores y su desdén por el cambio. Pero para poder hablar sobre la situación rodeando New Again, es necesario entender ciertos aspectos de la historia de la banda.

Taking Back Sunday comenzó en Long Island en 1999 con Eddie Reyes (guitarra), John Nolan (guitarra, voz) y Jesse Lacey (bajo). Para el 2002, cuando lanzaron su debut Tell All Your Friends, Lacey había partido tras una disputa con Nolan (Lacey le tiraría mierda a Nolan en el primer disco de su nueva banda, Brand New, mierda que Nolan tiraría de regreso en TAYF); la banda consistía entonces de Reyes y Nolan, junto con Adam Lazzara (voz), John Nolan (guitarra, voz), Shaun Cooper (bajo) y Mark O’Connell (batería). TAYF fue un éxito en la escena del emo y se volvería en poco tiempo de los discos más influyentes de la nueva ola; sin embargo, Nolan y Cooper dejarían la banda durante la gira, principalmente debido a problemas personales entre Nolan y Lazzara. Sin Nolan, quien había sido la fuerza creativa de Taking Back Sunday, los miembros restantes estuvieron a la deriva varios meses e incluso consideraron separarse. Según Rubano —que se unió en ese momento a Taking Back Sunday, junto con Fred Mascherino— los miembros de la banda parecían desesperados en encontrar alguien que los ayudara a componer, a llenar el vacío creativo que había dejado Nolan.

Rubano y Mascherino reemplazarían de forma predilecta a Cooper y Nolan, demostrando ser músicos y compositores más hábiles: Where You Want to Be (2004), el primer álbum de la nueva alineación de Taking Back Sunday, supera a TAYF en todos los sentidos, mejorando considerablemente los aciertos del debut y disminuyendo o eliminando los aspectos negativos; la influencia creativa de Mascherino es palpable, al igual que el incremento en calidad musical que aportaron ambos. Además, fue un éxito con sus seguidores. Con Mascherino al mando, la banda lanzaría un álbum más, el muy popular pero decididamente menos bueno Louder Now (2006). Al final de una gira en septiembre del 2007, seguiría en los pasos de Nolan y también partiría, harto de las riñas internas constantes que frenaban el progreso del grupo. La banda se tomó un periodo de descanso que concluyó con la llegada de Matthew Fazzi en mayo del 2008, cuando comenzó el proceso de composición de New Again.

Al igual que cuando Mascherino reemplazó a Nolan, Fazzi llegaba a Taking Back Sunday a ser el nuevo centro creativo de la banda. Junto con Rubano, tomaron las riendas de la composición y le dieron forma a New Again; la presencia de Fazzi y sus ideas innovadoras permitieron al resto de la banda liberarse de su sonido pasado, que ya había comenzado a perder filo en Louder Now, para reinventarse. Por entrevistas de esa época con Lazzara, Rubano, Fazzi e incluso la agente de la banda, así como comentarios más recientes de Rubano, parece que la banda pasó un rato realmente increíble mientras componían y grababan el disco, y estaban completamente satisfechos y felices con la nueva música que estaban haciendo.

¿El nuevo disco era estilísticamente distinto a los lanzamientos anteriores de la banda? Sí, pero la verdad es que no diametralmente. Falta la dinámica vocal doble que Lazzara tenía con Nolan y Mascherino, la producción era más pulida, el sonido general algo más veraniego, pero el equilibrio de dulzura y agresión estaba en su punto, y honestamente New Again contiene de las composiciones más fuertes de todo el catálogo de la banda. No hay una sola canción que sufra ese malestar que tantas canciones padecen, incluyendo la mayoría de TAYF, en el que los versos simplemente son trámites para llegar a un coro pegajoso, sino que cada una es cautivadora de principio a fin, principalmente por la excelencia de Rubano y Fazzi, pero también por el notable desempeño vocal de Lazzara y su letra, de la mejor de su carrera. De hecho, la crítica recibió bien el disco, incluso tiene la mejor calificación en metacritic de toda la discografía de la banda. Pero, como MTV predijo, terminó alienando a parte de sus seguidores; de hecho, pareciera que a casi nadie le gustó.

El rechazo de sus fans parece haber desmotivado completamente a Lazzara, Reyes y O’Connell, cuya confianza musical —según los comentarios de Rubano— nunca fue particularmente sólida, por lo que decidieron regresar a la fórmula del éxito asegurado, el pasado glorioso. En enero del 2010 se pusieron en contacto con Nolan y Cooper; en marzo, tras dos semanas sin contestar sus correos con propuestas de nuevas canciones, convocaron a Rubano a una llamada con su agente, tras ocho años con ellos, lo despidieron en menos de cinco minutos; hicieron lo mismo con Fazzi. Para empeorar la situación todavía más, comenzaron a hablar pestes de New Again —que nunca estuvieron satisfechos con el resultado final, que lo consideraban un retroceso para la banda— y sacaron las canciones del álbum de sus setlists; en más de una década desde esos sucesos, sólo han vuelto a tocar en vivo tres de las once canciones. Pero a la mayoría de lxs fans no les importó en lo absoluto esta condenable traición, estaban extasiadxs con la reunión de la alineación original de la banda que compuso un álbum —poco interesante— y que definió sus adolescencias gracias a su energía, pureza y honestidad juvenil, características obviamente imposibles de repetir por un grupo de treintones; ése fue el verdadero retroceso.

Al final del día, todo esto es cuestión de opinión, cada quién tendrá la suya y todas son válidas (menos las que defiendan las acciones deleznables de Lazzara y co.; eso sí, objetivamente, los hace ojetes de primera categoría); sólo esperaría que lxs fans de Taking Back Sunday empedernidxs en que New Again es pura basura puedan apreciar que es un álbum valioso, aunque fuera distinto a los álbumes “clásicos” liderados por Nolan y Mascherino que lo precedieron y que, definitivamente, es mejor que todo lo que ha sacado la banda desde la reunión de su alineación de Tell All Your Friends. Es decir, quiero vivir en un mundo donde ya no se hagan comentarios como el que hizo un usuario de reddit que ya borró su cuenta hace dos años: “[Is New Again] the one without Fred or John on vocals right? I would probably place it in dead last for TBS works”. Ya basta con tanta violencia. ¿Realmente es tanto pedir?

En cualquier caso, ojalá hayan disfrutado el chisme.

12 vistas0 comentarios