Los 50 álbumes favoritos de Cluster 2010-2019, parte 1

Actualizado: 26 de may de 2020



Superchunk // Majesty Shredding (2010)

Por Mathias Ball Escamilla

Cuando Superchunk lanzó Here’s to Shutting Up en 2001, la banda estaba exhausta: ocho álbumes en menos de diez años y las giras constantes lxs habían dejado agotadxs, y era evidente en la música de ese álbum. Aunque nunca se separaron o anunciaron oficialmente un receso, pasaron el resto de la década centrados en otros proyectos. Fue un descanso merecido y enriquecedor que por suerte tuvo fin: en el 2009 insinuaron un regreso de calidad con el EP Leaves in the Gutter y al año siguiente lo confirmaron rotundamente confiados con su comeback, Majesty Shredding. Superchunk suena enérgica y vivaz como no lo habían hecho desde sus primeros lanzamientos, pero regida por la sabiduría y las experiencias de veteranos; se trata de una banda que todavía se está redescubriendo, reinventando y moviendo hacia adelante, no una intentando recapturar de manera ridícula la chispa de su juventud. Estas once canciones tienen la misma garra que sus éxitos noventeros, son igual de pegajosas, pero la madurez de la banda las eleva a un nuevo nivel.


LCD Soundsystem // This Is Happening (2010)

por Alex Ramírez

LCD Soundsystem, los cadeneros musicales de las mejores fiestas neoyorkinas durante los 2000’s, liderados por el magnánimo rey de los hípsters, James Murphy: desde sus primeros singles hasta su disco debut en el 2005, la agrupación de electro-dance (que le hace competencia a Arcade Fire por cantidad de músicos que pueden caber en un escenario, come at me Bruno) se fue consolidando como uno de los actos más importantes de la primera década del milenio y con su brillante Sound of Silver, del 2007, se ganaron, al pulso de high-hats y sudor, el corazón de los amantes del baile y el indie. Pero como los ambiciosos monstruos que son no les bastó con destrozar las caderas en la pista con “Us vs Them”, así como las almas con “Someone Great”, y en el 2010, tal vez prediciendo que esta década iba a necesitar del baile aún más que la anterior, sacaron This is Happening. Es un título que encapsula a la perfección el sentimiento de todas las canciones del disco, cada una más excitante y técnicamente sorprendente que la anterior. Un clímax extendido, el álbum se siente como una fiesta en la que, cuando estás a punto de irte, llegan Mick Jagger y David Bowie con una botella de José Cuervo y unas bocinas que estallan “Dance Yrself Clean” (canción que me mostró que mi paciencia dura tres minutos con cinco segundos). Y a pesar de estar plagado de momentos en los que el cuerpo adquiere vida propia, increíblemente también aloja un íntimo espacio para la inevitable melancolía de las relaciones, la cual está siempre presente en todo lo que hace LCD, en canciones como “All I Want” y “I Can Change”. Mención honorífica a American Dream, que cae por poquito ante la perfecta majestuosidad del ahora icónico This is Happening; uno de los mejores discos de la década.


Simple Plan // Get Your Heart On! (2011)

por Luis Casillas

Sí, a cualquiera que le preguntes te va a decir que escuchaba Simple Plan cuando eran adolescentes incomprendidos, cuando sus papás los odiaban y cuando tenían el corazón roto. Pero no se supone que, en algún momento, nos dejemos de sentir incomprendidos, por lo menos yo creo que es más original ser el raro siempre. Cuarto álbum de la banda, primero de la década y álbum con el que vino al país la primera vez que los vi. Si tomamos en cuenta que su siguiente disco salió hasta 2016, ésta fue la producción bajo la cual Simple Plan se movió todo el principio de la década. Once balazos de rock pop que nos hablan sobre amor, amistad, familia y muchas otras cosas que si bien muchos aseguran haberlas superado, marcaron en algún momento su década.


One Direction // Up All Night (2011)

por Mariana Sánchez

Seamos honestos: te gusten o no te gusten, te sabes al menos una rolita, ya incluso por inercia. No pretendo decir esto como una verdad absoluta, pero yo sí considero el surgimiento de One Direction, si no como algo completamente innovador, como un evento relevante en la historia de la música actual. Surgió una boyband que explotó en el mercado musical después de años sin que existiera una con tanto impacto; especialmente hablando de un grupo demográfico de chicas occidentales de entre 10 y 16 años (a ojo de buen cubero), la velocidad con la que se empezó a escuchar este grupo con su primer álbum fue, de nuevo, como hacía mucho no se veía. Recuerdo que mi hermana me enseñó el video musical de “What Makes You Beautiful” asegurando haber encontrado a una banda nueva y poco conocida; cuando días después veíamos videos de su historia y de sus actuaciones en The X-Factor, la banda ya había explotado y todas las amigas corrían a buscar los discos (nosotras, por supuesto, lo conseguimos poco tiempo después). Aun si más recientemente escuchamos sus canciones irónicamente o para molestar a los que se negaron a escuchar a la banda durante su apogeo, yo acepto que me sé al menos el coro de todas las canciones y que escuchar este álbum siempre me hará sonreír y recordar momentos lindos.


Whitney // Light Upon the Lake (2016)

por Clara Hoffmann de Buen

La primera vez que escuché este álbum, y a Whitney realmente, fue en el Corona Capital 2017. Ahora me cuesta admitir que la razón detrás de esto fue pura conveniencia: estaba cansada, pensaba que no había un acto más interesante y, además, un amigo había mencionado que “No Woman”, el sencillo principal del álbum, no era una mala canción. Esto último disminuye enormemente el talento de Whitney. La sorpresa inició cuando me di cuenta que la banda realizaba su propia prueba de sonido, siguió cuando comenzaron a tocar y el baterista resultó ser el cantante principal (¡el baterista!), y concluyó cuando el pianista realizó uno de los solos más impresionantes que he presenciado. Se trata de un álbum “rock´n´roll” tremendamente relajante, caracterizado por vocales agudas y letras que memorizas en un instante. Es sorprendente la cantidad de situaciones para la que es adecuado. ¿Un asado con amigos? ¡Claro! ¿Un viaje en carretera? Increíble. ¿Algo que escuchar mientras lees o estudias? Con volumen bajo es perfecto. No he encontrado un álbum más versátil. Aunque Whitney publicó un segundo álbum en 2019, para mí Light Upon The Lake siempre será su verdadera obra maestra.


10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo