top of page

Menú de separación

Entrada

“Hold Me Down” - Motion City Soundtrack

Para abrir el apetito a la nostalgia y la melancolía, es imperativo comenzar la comida con una canción de la adolescencia, algo que desde entonces haya tenido un significado especial y personal en relación con las rupturas amorosas. “Hold Me Down” expresa magníficamente la separación por medio de una carta que explica cómo, a pesar de todo lo que significa la pareja para la redactora, ésta la limita, y el amor no puede superar eso. La canción tiene una cualidad frágil en los versos, gracias a la instrumentación suave y la voz delicada de Justin Pierra. Los coros significan una devastación emocional que, en lo personal, me pone la piel de gallina. La pieza finaliza con una sección instrumental gentil, como una lluvia ligera, que sirve perfectamente para limpiar el paladar.


Primer tiempo

“Crying in Public” - Chairlift

Entrando en materia, el segundo platillo nos transporta propiamente a la separación que este menú busca aliviar, pero aún es importante deleitarnos con la memoria para maximizar el placer sensorial de esta comida auditiva. Presento entonces “Crying in Public” de Chairlift, una canción con un bajo infeccioso que habla sobre encontrarse tan superadx por el enamoramiento que resulta imposible no llorar de la emoción sin importar que suceda en público. Esta canción se compartió entre amantes en una época pasada, cuando su amor naciente justamente les suscitaba ese tipo de efervescencia. Serán cucharadas difíciles de tragar por su fuerte sabor agridulce, pero es importante hacerlo; puede que este sabor a la vez complejo y familiar provoque una lágrima o dos, pero les prometo que al final van a estar limpiando el tazón con la lengua.


Segundo tiempo

“Entropy Increasing” - Julie Byrne + Laugh Cry Laugh

Para evitar abrumarnos, seguimos con algo mucho más calmo, una pieza instrumental. La base electrónica de “Entropy Increasing” nace del desenlace de otra canción, “Velocity! What About the Inertia!?”, pero por sí sola es una experiencia poderosa. Encima del beat constante y sutil surgen guitarras, sintes y harpas que bailotean como pétalos en una brisa fría. Los acompañamos en su revoloteo mientras incrementa poco a poco la intensidad del viento y los eleva a alturas que ya no nos pertenecen y tenemos que satisfacernos con el recuerdo.


Postre

“The World Is Dangerous” - Hurray for the Riff Raff 

Como suele ser el caso, el postre ayudará a apapacharnos. Se trata de una canción nueva, algo que nunca se tuvo la oportunidad de compartir con la otra persona; algo enteramente nuestro para acompañarnos en el camino que toca recorrer solxs. Una canción de rock indie/americana con un dueto tierno entre Alynda Segarra de Hurray for the Riff Raff y el ya legendario Connor Oberst sobre el amor y la devoción. Se trata de una nota dulce y robusta que da fin a esta comida con el esbozo de una sonrisa en la cara.




18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page