Playboi Carti (2020) - Whole Lotta Red

Actualizado: feb 13


Desde agosto del 2018 hasta el 25 de diciembre del 2020 seguir la carrera de Playboi Carti ha sido toda una montaña rusa de emociones. Sería imposible ponerse a hablar de la música en Whole Lotta Red sin antes hablar de la expectativa, misterio y hype que el álbum creó en los años anteriores a su lanzamiento: historias de Instagram en las que los fans interpretaban las palabras de Carti, adelantos falsos y decenas de leaks como “Pissy Pamper” —canción que llegó al número 1 viral de Spotify en EUA sin ser lanzada oficialmente— hicieron del segundo disco de Carti un álbum mítico antes de su lanzamiento. Whole Lotta Red pertenece a esa categoría de discos sacados de bestiarios, aquellos álbumes construidos en la imaginación a partir de pequeñas grabaciones de baja calidad, con la expectativa de los fans y las teorías de conspiración siempre impregnadas del temor a que el disco no aparezca nunca y conserve su carácter de criatura fantástica 一como sucedió con Yandhi de Kanye West.

El álbum llegó con la navidad el 25 de diciembre; excelente regalo. La fecha cabalística favorecía el lanzamiento del disco. El personaje vampiresco y satánico que Carti había hecho de sí mismo en los últimos meses lanzó su álbum en navidad, anunciando el nacimiento de un anticristo. En canciones como “Slay3r”, “Vamp Anthem” y “Punk Monk”, este personaje es la voz encargada de rapear y hacer mumble —casi siempre con la peculiar baby voice de Carti— sobre violentos beats que parecen sacados de algún Castelvania noventero para GameBoy. Además, la portada contribuye al tono oscuro del álbum; en ella aparece el rostro de Carti hecho de siluetas blancas sobre un fondo negro con tres imponentes letras en la parte superior (“RED”) escritas en un estilo sangriento. La portada es un homenaje al fanzine punk de los setentas Slash. De esta manera, Carti anuncia la influencia del género que buscó romperlo todo e insinúa una posible dirección del álbum.

Pero, ¿qué queda por romper después de Die Lit (2018), el primer álbum de Carti? Tal vez nada. Tal vez la silla ya estaba en el aire y las ventanas irremediablemente rotas. Lo que no esperábamos era que Die Lit sólo fue el manifiesto de la verdadera obra artística. En Whole Lotta Red, Carti lleva sus principios artísticos al extremo, casi al punto del absurdo entre lo genial y lo terriblemente repetitivo. En la primera canción, “Never too much” se reitera como un mantra hasta el cansancio. En esas tres palabras está contenida la clave de la obra que busca abarcarlo todo y que, como cualquier obra de tales magnitudes, falla. No obstante, podemos admirar el faetónico intento de cambiar el rumbo del trap con un solo álbum porque, ciertamente, el género necesitaba un cambio, o al menos una bocanada de aire fresco. En una escena en la que los requisitos para tener el siguiente banger son usar rastas, tatuarte la cara, beber lean, usar el prefijo “lil” y poner los hi-hats en tresillos, Playboi Carti demuestra que en el trap puede haber un verdadero esfuerzo artístico por producir una obra significativa.

En sus lanzamientos pasados hubo quienes argumentaron que la verdadera fuerza creativa detrás de los discos no era Playboi Carti, sino el productor Pi’erre Bourne. La duda se mantenía sin resolver: Bourne produjo decenas de canciones geniales tras Die Lit, mientras que Carti apenas si había hecho pública alguna pieza. Sin embargo, en Whole Lotta Red, Pi’erre aparece sólo en una canción. El álbum tiene la producción ejecutiva de Kanye West y cuenta con feats de sólo tres artistas, todos con renombre en el género y más veteranos que Carti: Future, Kid Cudi y el mismo Kanye West. A pesar de las diversas colaboraciones creativas, no hay momento en el que Whole Lotta Red no suene a algo que no sea Carti: él es la fuerza creativa que empuja y dirige el disco, y su extraño estilo sonoro nunca sucumbe ante la creatividad de los demás.

Hace muchos años, Marcel Duchamp presentó “La fuente” en una galería de arte. Tiempo después, algunas personas conocerían este acto como “La broma de Duchamp”. El punto de su broma no era hacer pasar basura por arte, sino lograr una disrupción tal, que la mitad del mundo lo llamara un genio artístico y la otra mitad un loco. De la misma forma, Whole Lotta Red oscila entre la genialidad kitsch y las repetitivas fórmulas musicales comerciales. Para algunos, el álbum es el mejor disco de trap en la historia, para otros es simplemente basura. ¿Es Whole Lotta Red un buen álbum? Definitivamente sí, pero no en términos convencionales. Tal vez una o dos canciones se acercan a lo que podríamos pensar como una buena canción de trap. El resto del disco es bueno bajo otros parámetros: es innovador. Podemos apreciar su esfuerzo violento y refrescante, único en su tipo. Con su tercer álbum, Playboi Carti, uno de los artistas más peculiares y creativos de nuestros tiempos, se erige como el auténtico Duchamp del trap.


Canciones favoritas: “Place”, “ILoveUIHateU”, “F33l Lik3 Dyin”

Menos preferidas: “New Tank”, “Not Playing”, “Control”


* Disclaimer: la calificación de ésta, así como de todas nuestras reseñas, está en una escala del 1 al 7

171 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo