top of page

Ugly Season - Perfume Genius

La belleza grotesca en la obra de Perfume Genius



Ugly Season, el sexto álbum de Perfume Genius, proyecto solista de Michael Hadreas, trae consigo no sólo un gran estreno, sino también la paradoja estética en donde la belleza y lo siniestro coexisten en una misma obra. Aunque la obra de Hadreas ya destacaba por su sonido art pop tan minuciosamente trabajado en álbumes como Set My Heart on Fire Immediately (2020) o No Shape (2017), en este nuevo proyecto observamos cómo el toque ominoso y transgresor trabaja en conjunto con su habitual sonido, lo que da como resultado un álbum de carácter teatral, oscuro y todavía más experimental que antes.

Hadreas escribió las canciones de Ugly Season en 2019, incluso antes que su proyecto del 2020 Set My Heart on Fire Immediately, con la finalidad de musicalizar el proyecto de danza contemporánea de la coreógrafa Kate Wallich The Sun Still Burns Here. Se esperaba que este nuevo álbum fuera solamente la banda sonora de dicho proyecto, lo que en mi opinión personal puede ser la razón por la que podemos apreciar una notable carácter pictórico tanto en las letras como en los sonidos de este álbum. A pesar de que en esta ocasión no contamos con una historia lineal entre las canciones que lo componen, sí podemos notar una curaduría excepcional que permite a quien escucha sumergirse poco a poco en el universo de Ugly Season al empezar la obra y salir de éste de una forma natural. “Just a Room" funciona como esa introducción gradual al álbum, que se logra mediante las cuerdas frotadas, el piano seco que recuerda a una cajita musical antigua y la letra que nos sitúa en una incómoda sensación de encierro y vacío a la vez: No pattern, no bloom/ Where I’m taking you/ Flat and static/Just a room, just a room.

Una vez dentro de dicha atmósfera, “Herem” trae consigo un sonido ambiental oscuro que contrasta con la suave y melódica voz de Hadreas. Esta pieza destaca por su sonido con tintes arabescos y la influencia esotérica en su letra, lo que da como resultado una pieza mágica y onírica que débilmente alumbra la oscuridad que nadie quiere ver. Mi experiencia estética con esta canción fue como si hubiera entrado a El Aquelarre de Goya.

“Teeth” crea una transición interesante en el álbum, pues al principio sostiene una atmósfera oscura similar a “Herem”, pero ahora incluso más siniestra gracias al xilófono y las pausas en las que sólo se puede escuchar la voz de Hadreas y las agudas pero suaves intervenciones de las cuerdas. La letra de esta canción resalta su cualidad pictórica mediante la descripción de lo que se asemeja a un oscuro bodegón barroco, con un toque grotesco que contrasta la vida y la muerte: Bowl of lemons/ My silk and fine array/ Fading garland/A skull set on a plate.

“Pop Song”, con un sonido totalmente opuesto de sintetizadores y acorde a su nombre, crea una atmósfera musical menos densa y más rítmica que las piezas anteriores. Es posible notar la influencia de artistas como Björk debido a la ejecución del arpa en conjunto con los sintetizadores. No obstante, dicho sonido contrasta también con la letra de la canción, que nos presenta una serie de imágenes que exponen al cuerpo humano sin filtros, pero mediante metáforas de la naturaleza. Si bien éste es definitivamente el momento más pop del álbum, es precisamente la letra lo que la vincula con este proyecto.

“Scherzo” nos regresa al ambiente siniestro del proyecto gracias a lo que parece una improvisación de un piano seco con escasas reverberaciones, el sonido de metales ocasionales y algunos sonidos vocálicos hacia el final. En mi opinión, esta es una de las obras más experimentales del disco, pues a pesar de utilizar poca instrumentación, explora diversas escalas y tiempos.

“Ugly Season”, la canción que lleva por nombre el título del álbum, destaca de las demás por los contratiempos tomados del reggae, pero en este caso, tal sonido es rico en bajos y se encuentra acompañado de guitarras, vocales siniestras y breves intervenciones de cuerdas frotadas. El carácter mórbido de la canción se acentúa, además de por su sonido, por su letra, que nos presenta temáticas transgresoras como la fealdad en lo corporal y la blasfemia, como si nuevamente nos obligara a mirar un espectáculo grotesco que normalmente se omite: I’m hideous/ Ravin’ /Feelin’ my fantasy/Turned from God/Slick win rot/Thick as vaseline/Knee deep and filthy/ Bitch, it’s ugly season.

No obstante, el tema principal de este álbum es el de mayor duración y personalmente mi favorito. Con ocho minutos y medio, “Eye in the Wall” nos presenta una atmósfera que, a pesar de caracterizarse por ser oscura al igual que el resto del álbum, destaca por su sensualidad en todos los sentidos. En esta pieza es notoria la influencia del Kid A de Radiohead debido al erotismo oscuro logrado a través del sonido experimental del pop. En esta pieza encontramos un balance entre las percusiones, las cuerdas y sintetizadores, pero lo que definitivamente destaca en la instrumentación es el bajo y la voz, lo que la convierte en una de las canciones más enfocados en el aspecto rítmico, junto con “Pop Song”. Hacia el final hay una transición que le brinda cierto surrealismo y carácter onírico a esta pieza. La letra también nos presenta imágenes eróticas muy sutiles que invitan a la liberación y, nuevamente, a dejar al descubierto aquella cara que solemos ocultar. Como resultado, podemos apreciar una canción muy completa y variada en atmósferas.

En “Photograph” podemos notar una atmósfera fúnebre con influencias del jazz en la instrumentación. En mi opinión, esta es de las piezas que menos experimenta con los tiempos, pues aunque hay un juego interesante con los vientos, las percusiones se mantienen constantes y el sombrío panorama es tan denso que resulta incluso aplastante.

Otra de las pistas más sensoriales de este álbum fue definitivamente “Hellbent": su carácter violento se presenta notoriamente en la música debido a las texturas metálicas, la agresiva saturación de ruido en las cuerdas y en los sintetizadores, así como las vocales cortantes, que aún sin prestar atención a la letra, transmiten peligro. La lírica también está cargada de una violencia angustiante a la que, no obstante, la voz de la canción ya se encuentra resignada. Sólo se puede observar un descanso de dicha atmósfera después de mencionar a Jason, personaje que ha aparecido anteriormente en la obra de Hadreas, en Set My Heart On Fire Immediately: “I make it to Jason’s and put on a show/ Maybe he´ll soften and give me a loan”. El breve interludio dentro de la canción consta de un coro de voces en canon con altas reverberaciones, cuyo timbre es más bien parecido a un instrumento de viento. No obstante, este momento de descanso dura muy poco y aún se siente una ligera tensión. Con base en el mensaje que transmite la letra acerca de Jason (y por lo que sabemos desde el 2020 con la canción que lleva su nombre), diría que Hadreas transmite también a nivel musical lo que probablemente este personaje fue en su vida: una distracción de los problemas, mas no una ayuda real. Tras este breve preludio, la atmósfera se torna más industrial y violenta.

“Cenote” es la conclusión de este álbum, y como mencioné anteriormente, nos saca gradualmente de la atmósfera oscura del álbum para llevarnos finalmente a otra totalmente distinta, característica por su magia y calidez. El principio de la pieza guarda similitudes con “Scherzo” debido a los acordes secos del piano, pero con un resultado completamente distinto, pues la mezcla adquiere reverberaciones cada vez más brillantes y termina con un sencillo pero suave acorde de piano en repetición.

Además de ser una obra dialéctica de Perfume Genius, Ugly Season está fundado sobre la paradoja: la convergencia entre una cuidada y convencional composición y un caótico experimento de texturas y timbres, lo que da como resultado que las temáticas sobre las que trata Hadreas queden plasmadas más allá de las letras. Como una débil luz de vela en la oscuridad profunda del bosque nocturno, Ugly Season expone aquello que se encuentra en la oscuridad de los márgenes sociales: la parte grotesca que nadie quiere ver.



Canciones favoritas: "Eye in the Wall”, “Herem”, “Teeth”

Menos preferidas: “Photograph”, “Scherzo”

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page